Conforme evoluciona la tecnología de impresión digital inkjet, vemos importantes saltos cualitativos en calidad de imagen y productividad.

Las impresoras inkjet actuales producen imágenes en alta definición a velocidades muy elevadas. Lo observamos en las máquinas que imprimen material de PLV, en las impresoras de gran velocidad que se usan para el segmento de productos de gama alta y en la tecnología inkjet single-pass que está revolucionando la transición de la producción analógica a la digital en los ámbitos del cartón ondulado y los embalajes.

 

Plazos más cortos…
A medida que la demanda de plazos de entrega más ajustados aumenta –muchos clientes ya suelen esperar recibir los trabajos en 24 horas–, la importancia de la velocidad de producción es cada vez mayor a la hora de optar por una máquina u otra.

 

… tecnología más rápida.
Conforme la tecnología de impresión inkjet se vuelve más rápida, la necesidad de tener un flujo de trabajo automático y eficaz es mayor; así, se requiere poder captar encargos y procesar archivos con mayor rapidez, introducir los soportes, descargar el material impreso y aplicar el acabado de modo más eficiente, sin necesidad de mover manualmente las planchas de la impresora a la unidad de acabado.

 

Aquí tiene cinco razones por las que el manejo automático de los materiales es un factor cada vez más importante al decidirse por una u otra tecnología de impresión inkjet industrial:

  1. Es necesario para aprovechar al máximo la velocidad de la impresora y maximizar la inversión en la máquina.
  2. Asegura que las impresiones sean uniformes y repetibles en todos los trabajos, todos los días, etc.
  3. Ayuda a tener más homogéneas las pilas de impresiones en los palets, lo que facilita el embalaje y el envío.
  4. Permite ahorrar de manera considerable en mano de obra.
    1. Evita tener que contar con una persona para cargar el material y otra para descargarlo, lo cual contribuye a mantener el ritmo de la producción.
    2. Ayuda a reducir los costes de mano de obra en un 75 % porque una sola persona ya puede llevar dos impresoras (de cuatro operarios pasamos a uno).
  5. El operario gana tiempo, que puede dedicar a tareas más productivas en lugar de perderlo cargando y descargando material.

 

Tipos de automatización
Existen varios grados de automatización en el manejo de los soportes, que van desde un proceso totalmente automático hasta otro asistido. Así es como la mayoría de fabricantes de impresoras definen las diversas opciones.

  • Descarga automática: el operario coloca el soporte en la impresora manualmente, pero este se retira impreso de la máquina y se pone en una pila sobre un palet de manera automática.

 

  • Manejo semiautomático: el operario coloca el material en la mesa y a continuación indica a la máquina que la carga está lista, con lo que el material pasa a la siguiente fase de impresión. Una vez impreso el soporte, el sistema lo coloca en una pila sobre un palet.

 

 

  • Manejo automático: es el concepto “de palet a palet”; permite introducir en un alimentador la pila de material que está sobre un palet. El alimentador lo carga en la mesa, lo desplaza a una mesa de transición y desde esta entra en la impresora. El material impreso emerge por una mesa de salida y entra en una apiladora totalmente automática.

 

Aumente aún más la velocidad.
Aparte de estas opciones automatizadas para manejar el material, existen otras tecnologías que pueden ayudarle a obtener los resultados que busca. Por ejemplo, son útiles las unidades de corte que incorporan un robot industrial u otra tecnología totalmente automática que permita mover, separar, transportar y apilar las impresiones de manera integrada.

 

Si piensa adquirir una impresora inkjet industrial, pregunte por las posibilidades de automatizar el manejo de materiales: vale la pena, y mucho.

Leave a Reply